ISSN 2692-3912

El poeta

 

(Premio Nacional de Poesía Enriqueta Ochoa 2020)

 

1

 

Polvo
finísimo
que nadie ve.

Vidriosa soledad
que da al cuerpo
lo que no
sabe.

Alma que engendra otra alma.

Dice
mis ojos están rotos.

Clama en el vacío
por la luz
que un día fue paraíso.

Cuando deja de ver,
alumbra.

 

 

2

 

Leve avena, encarna la distancia, las metamorfosis, el límite.
No acepta que su visión se incline hacia lo grandioso,
como si el vacío
o la nada
guiaran su mano, el color de su tinta.
Su morada semeja las valvas de una ostra,
allí concentra lo disperso
hasta florecer
perla,
nácar que lo regresa siempre a casa.
Suya es la sombra,
una sombra intuitiva,
discontinua.
En el destello de la ola, su follaje derrama sobre la piedra.
Abraza la pasión, el peligro.
Está en la luz, filo de ceguera
que aserra el sueño,
mas su voz
persiste
blanca muselina
dentro, muy dentro
de la blancura.
Impensada nevazón, reclama la aridez del vocablo.
Silencio más bello que el silencio
la palabra
paraíso:
su dolor precipita en el poema.

 

 

3

 

La textura oculta de la ostra
es dicha
en su veladura.
Comienzo de un principio sin fin
la vida en la palabra
teje
su esperado nacimiento.
Eternidad pulverizada
el núcleo
de su ausencia.
El poeta
mira la estela
desleírse sobre el lago,
al ánsar suspenso en el vuelo.
Su visión es blanca
y late con el pulso del río.
Calla cuando el cielo cierra
sus portones.
Está en el lugar
de sí,
de su ilegitimidad:
la terrible asfixia de su voz
combate
dolidamente
las cenizas.

 

 

 

4

 

Muda cadencia, el poeta es relámpago sumido en la encrucijada.
Sol que despunta en la azucena, nunca burlado por el cristal.
Mancha de ocelote, se derrama sin traspasar su impronta.
Avanza protegido por su certera sombra. Raíz vertical,
su silencio aguarda como limo en el fondo del pozo.
Erosión y aurora, su grito estalla flor de abismo.

 

 

 

Jeannette L. Clariond. Poeta, ensayista y traductora, ha publicado entre otros, Mujer dando la espalda, Premio Nacional de Poesía Ramón López Velarde (1992); Desierta memoria, Premio Nacional de Poesía Efraín Huerta (1996); Todo antes de la noche, Premio de Poesía Gonzalo Rojas (2001); Por su traducción de Zodiaco negro de Charles Wright obtuvo la Beca Fundación Rockefeller-Conaculta (2004); por la Antología de poesía norteamericana: La escuela de Wallace Stevens, la Beca de Traductores Banff (2004), por sus traducciones de la poeta Alda Merini, el Premio de apoyo a la traducción del Instituto Italiano de Cultura (2008). Por su obra poética, y por su aportación a la traducción y a la cultura le fue concedido el Premio Juan de Mairena por la Universidad de Guadalajara (2014). Y en el mismo año la Universidad Autónoma de Nuevo León la distinguió con el Premio al Mérito Editorial, y publicó su último poemario, Astillada claridad. Ha traducido a W. S. Merwin, Anne Carson (Premio a la traducción por su trabajo en Decreación), Primo Levi, entre otros. En 2003 fundó la casa editorial Vaso Roto Ediciones, que desde entonces dirige. Algunos de sus libros y parte de su obra han sido traducidos al inglés, francés, portugués, rumano, griego, italiano, búlgaro, árabe.

Otros artículos de esta categoría

Artículo anteriorPresentación Dossier
Artículo siguienteÁngeles derrotados
 
Permian
Copenhagen
wayne
uach
italia
metropolitan
Noruegas
Unam
 

Otras Colaboraciones