ISSN 2692-3912

Ars Lúdica y Revelaciones

 

 

Juego desesperado

 

Frustración

Después de haber asesinado a veinte personas

Sin que nadie encuentre a las víctimas

Ni sospeche de mí…

Confieso

que ya me aburrí…

 

Yo, un día danés, gris, de otoño y demasiado largo.

 

 

JUEGOS TRISTES

 

SMS

 

Ayer mi teléfono se mojó con tu llanto

Y el tuyo se llenó de besos de un papá que te adora

Y que no quiere que sufras

 

Con mucho amor

 

Papá

 

 

Visita a Marta González, New York City Ballet.

Enferma de olvido

de la cosas

de quién es

de quienes fueron

su familia

sus amigos

dormita

en el salón del asilo

perdida en eso

de no saber qué recordar.

 

El muchacho que la visita

se acerca y le habla

a ese ser

que parece haber

también olvidado

para qué son

las palabras.

 

Ella escucha así

Como un mueble escucha

Cuando hablamos

 

Está sin estar

Está sin ser.

 

De pronto una idea

asalta al joven

que saca su teléfono

para despertar

con la música

su pasado.

 

Tchaikovsky

y su lago

se escucha

en el salón.

Y en la memoria

de su cuerpo.

 

Como un acto demiúrgico

La magia de la música

No logra levantarla

de su silla

de ruedas.

Sin embargo, sus manos

esas largas, finas manos

que hasta antes

de la música eran

alicaídas estructuras

óseas,

se despiertan

comienzan a bailar.

Su cuerpo entero

recupera

attitud.

 

Cada frase de ese lago

le adhiere una pluma más

a este cisne

que despierta

a ese cuerpo que recuerda

no sólo el vuelo

de sus alas

sino la mirada

que reconstruye

en el vacío

al temible

cazador

que es la muerte.

 

La música sigue

El cuerpo recuerda

un salto,

ahora,

imposible

y

el vuelo de sus manos

la attitud corporal

desmorona

a ese cisne

en la representación

de su muerte.

 

¡Sigue! Le dice el joven,

¡sigue!, es bello,

Nos tienes a todos

En lágrimas.

“Aquí entraba yo

En puntas”,

dice ella

(desde su silla

de ruedas)

y vuelve

al silencio semi dormido

De sus ojos

De su cuerpo.

Alguien aplaude.

 

 

Cuerpos y desiertos

Estará por allá

Estará por acá

El cuerpo diseminado

El cuerpo reventado

en el desierto de

Tarapacá

Para acá estará

Un poco más lejos

En un lugar que

ataca

Y

Ama.

Estará en el desierto

de Atacama.

Una mujer

morirá buscando

El cuerpo de su amado

Y quedará con el tiempo

como él

Diseminada y, con él,

Amándose

en Atacama.

 

(2018, después de haber vuelto a ver Nostalgia de la Luz de Patricio Guzmán)

 

 

Claudio Cifuentes-Aldunate es chileno de nacimiento y danés de adopción. Doctorado en literatura hispanoamericana por la Universidad de Friburgo, Suiza, con un doctorado sobre Mario Vargas Llosa publicado en Odense University Press i 1983, con el título Conversación en la Catedral, Poética de un Fracaso. Desde 1981 es profesor titular de Literaturas iberoamericanas en el Instituto de Ciencias de la Cultura de la Syddansk Universitet, Dinamarca.
En su vida académica ha tenido un interés central por la semiótica y el análisis literario y cinematográfico. Una parte de su investigación se centra en la escenificación de la verdad en la textualidad. Ha sido profesor invitado durante diez años en la Universidad de Aquisgrán, Alemania y ha sido miembro de LEIA (Laboratorio de estudios italiano-ibéricos e iberoamericanos) de la Universidad de Caen, Francia, donde se ha ocupado del micro-relato y de la literalización de la ciudad en poesía y prosa. Su último proyecto versa sobre el sentido del silencio en la cultura en general y en la literatura en particular. En el ámbito de la creación, ha incursionado anteriormente en el relato y la poesía en diversas revistas literarias como NOK (Noter og kommentarer) donde publicó Poesías junto a dos otros autores y en la revista Aurora Boreal donde ha contribuido con los relatos ‘Encuentro’, ‘De migraciones y exilios’,’ Quebrantos’ y el poema ‘La lista’.

 

Otros artículos de esta categoría

Artículo anteriorEl cazador
Artículo siguienteCrónica Croata
 
Permian
Copenhagen
wayne
uach
italia
metropolitan
Noruegas
Unam
 

Otras Colaboraciones